PON UN ADIÓS EN TU VIDA


Hoy es uno de esos días en que necesito poner en práctica la palabra adiós. Mi marido siempre se queja de que nunca cierro del todo el champú... pero lo cierto es que soy una romántica empedernida y me cuesta mucho "cerrar" cosas en mi vida, especialmente si se trata de relaciones y cuanto más si me han hecho daño. He decidido creer en la gente y aunque hay algunos que se esfuerzan en demostrarme que no me quieren, yo sigo intentando resucitar aquello que nunca nació para estar vivo. Pero el no saber decir adiós a relaciones dañinas nos va debilitando, nos impide crecer y aprisiona

nuestro corazón en una cárcel de emociones que nos aleja de tener una vida equilibrada y feliz.

Dios no quiere que vivamos entre peleas y amargura y aunque hayamos aprendido a levantarnos y ponernos nuestros tacones después de cada empujoncito, vivir así hace que nuestros pasos a

veces se tuerzan. Tenemos en nuestras manos la llave de nuestra voluntad para poder discernir en quién vale la pena invertir tiempo, sueños y esperanza.

Decidido: bye-bye a quién me hace llorar y prefiere rechazar el amor que yo le quiero dar.

Proverbios 12:26

“El justo sirve de guía a su prójimo; mas el camino de los impíos les hace errar”

©iwomaninternational 2016


RECENT POSTS:
SEARCH BY TAGS:
No tags yet.