LIBERTAD, DIVINO TESORO


¡Ser madre es maravilloso!... o por lo menos así lo pintan cuando llega el mes de mayo y las redes sociales se llenan de cartelitos con flores variopintas y frases inspiradoras que acarician nuestras emociones. Y es cierto, ser mamá es toda una bendición, un regalo del cielo que tan pronto te disfraza de reina como te hace escalar ese tobogán olvidado en alguna parte de tu alma. Y es que con una preciosa niña de dos años como compañera, tan pronto me siento subiendo a trompicones por una escalera de miedos, pataletas y frustaciones como deslizándome al vacio de una felicidad indescriptible al verla disfrutar con su sonrisa efervescente, para terminar de nuevo en el suelo cuando el mito de supernanny se desvanece al darme cuenta de que una sigilosa somnolencia se apoderó de mí en el sofá y ella aprovechó para perfilarme las cejas con pegatinas de peppa pig... de las que de verdad se pegan.

Y es que ser mamá es bonito pero muy cansado, y aunque por nada en el mundo renunciaría a tan noble desempeño, lo que está claro es que hay días en que aplicar el famoso “saca tiempo para ti" es necesario.

Pero según salgo por la puerta intentando no escuchar el susurro melancólico y a veces manipulador del "adios mami", una seductora libertad se apodera de mí como si fuera un pájaro en cautiverio al que le abren la puerta de la jaula de la rutina y rebolotando por la tienda más cercana intentando respirar olor a ropa nueva que tanto desestresa, no pasan ni diez minutos sin que mi corazón me grite su nombre, dándome cuenta que no se volar alejada de ella.

Vivímos en un mundo donde se mitifíca el concepto de libertad. Queremos tener pareja pero por favor...¡que respete nuestro espacio!, queremos tener hijos... pero mejor que los eduque el ipad y alardeamos de ser mujeres libres sin darnos cuenta de que somos exclavas de las modas y tendencias. Y así pasan los siglos y la señora libertad sigue viviendo presa incluso en nuestras propias cabezas. Tranquilas que no me voy a poner a filosofar, pero si la mayor libertad espiritual se experimenta cuando una está más cerca de Dios, pues es de sabios vivir cerquita de aquel que te ha hecho libre, tenemos que ser sabias y saber elegir nuestras propias "cadenas". Si bien hay ligaduras que traen a tu vida destrucción y muerte ya que el pecado es su dueño, hay otras ligaduras que te harán más libre si tienen al amor por consejero. Y aunque ser la mejor madre, esposa o amiga conlleva un alto grado de responsabilidad, no hay mayor gozo que el saber que aquello por lo que hoy te sacrificas mañana te abrirá las puertas a nuevos paisajes de libertad.

Decidido: aunque a veces me sienta presa de mis propias responsabilidades, mi corazón me enseña que no hay mejor manera de alcanzar la libertad que vivir amando.

Textos de referecia:

1 Corintios 16:14 Todas vuestras cosas sean hechas con AMOR.

1 Pedro 2:16 como libres, pero no como los que tienen la LIBERTAD como pretexto para hacer lo malo, sino como siervos de Dios.

Salmos 119:45 Y andaré en LIBERTAD, Porque busqué tus mandamientos.

2016 ©iwomaninternational


RECENT POSTS:
SEARCH BY TAGS:
No tags yet.