QUE ME LLAMEN LO QUE ME LLAMEN...


No se tú, pero yo ya estoy un poquito hastiada de que me critiquen... Sí, sí... hartita me tienen las lenguas pérfidas y afiladas que se creen con la virtud de despedazar a diestro y siniestro nuestras almas sensibles y exquisitas... Uffff, vengo disparando...uahhhh... pero no os asustéis, que gracias a Dios, en los últimos cinco minutos no he tenido que batallar con ningún espíritu de prensa rosa, cual "Sálvame" despiadado carente de capacidad moral para determinar quién soy yo o cómo se supone que debo serlo... pero es que estas "apreciaciones" gratuitas, en pos de una popular "neolibertad", me irritan.

Y no sólo me sacan de mis casillas cuando soy el centro de las falacias, que a estas alturas ya no me espantan... pero me cansa sobremanera tener que vivir anhelando encontrar un ambiente sano, donde a la murmuración NO se le dé la bienvenida.

Pelo demasiado corto...crítica al canto, labios rojos... crítica al canto, espérate que a lo mejor si me pongo ese vestido más decoroso...tranquila, tranquila, que la neurona criticona no descansa y hará corrillo con la mentira y la envidia para determinar que el largo de tu falda no es el correcto.

Y lo peor de todo es que desgastadas de tanta crítica, nuestra autoestima escoge vivir en el mundo de lo neutro, de lo insípido, atada a una monocromía aburrida que apaga todo destello de frescura y originalidad... hasta que lees el típico artículo de "cómo saber encajar las opiniones de los demás " y tras convencerte de que lo que tu considerabas "puñaladas traperas", no son más que críticas "constructivas", te envalentonas y decides de nuevo expresar tu libertad.

Y si bien es cierto que el mundo está al revés y que lo más lógico sería aprender a cerrar la boca antes de errar e ir colgando etiquetas que no son más que el fiel reflejo de nuestras propias carencias, está claro que encontrar una amiga que de corazón sepa agradarte, bendecirte y de vez en cuando halagarte, es un tesoro de gran valor. Lo bueno es que yo tengo unas cuantas,... y tú? , ¿dónde encajas?

Textos de referencia:

Proverbios 15:4

La lengua que brinda consuelo es árbol de vida; la lengua insidiosa deprime el espíritu.

Lucas 6:45

45 El hombre bueno, del buen tesoro de su corazón saca lo bueno; y el hombre malo, del mal tesoro de su corazón saca lo malo; porque de la abundancia del corazón habla la boca.

2018 © iwomaninternational


RECENT POSTS:
SEARCH BY TAGS:
No tags yet.